martes, 30 de agosto de 2016

«¡Todos estamos llamados a ser santos!»



El Papa ha asegurado que «hay que tener en cuenta que la santidad no es algo que nos proporcionamos a nosotros mismos, que obtenemos con nuestras cualidades y nuestras habilidades -ha dicho-. La santidad es un don, es el regalo que nos hace el Señor Jesús, cuando nos lleva con Él, nos cubre de Él y nos hace como Él... La santidad es el rostro más bello de la Iglesia: es descubrirse en comunión con Dios, en la plenitud de su vida y su amor... no es la prerrogativa de unos pocos: la santidad es un don que se ofrece a todos, sin excepción, por eso es el carácter distintivo de cada cristiano».

«Para ser santo -ha explicado- no necesariamente hay que ser obispos, sacerdotes o religiosos ... ¡Todos estamos llamados a ser santos!...es viviendo con amor y ofreciendo el testimonio personal cristiano en las ocupaciones diarias que estamos llamados a ser santos. Y cada uno en la condición y estado de vida en que se encuentra» consagrados, casados, bautizados solteros, padres, abuelos, catequistas, profesores o voluntarios. «Cualquier forma de vida lleva a la santidad si se vive en comunión con el Señor y al servicio de los hermanos».
Examen de conciencia

«Ahora - ha añadido el Papa Francisco- cada uno de nosotros puede hacer un examen de conciencia ...y preguntarnos cómo hemos respondido a la llamada de Dios», y ha destacado después que cuando el Señor nos llama a ser santos, no nos llama a algo pesado y triste... sino que se trata de una invitación a compartir su alegría.

«Si entendemos esto, todo cambia y adquiere un nuevo y hermoso significado empezando por las pequeñas cosas de cada día... Y cada paso hacia la santidad nos hará mejores personas, libres de egoísmo y de la cerrazón en nosotros mismos. Estaremos, en cambio, abiertos a los hermanos y a sus necesidades». Antes de finalizar ha añadido que «el camino de la santidad no se recorre en soledad, cada uno por su cuenta, sino juntos, en un único cuerpo que es la Iglesia, amada y santificada por el Señor Jesucristo» y ha animado a todos a continuar por este camino.

Fuente: http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=22547

                                 
    Los invitamos a ver una hermosa nota en el Congreso Eucarístico Nacional 2016 (Tucuman)....


domingo, 28 de agosto de 2016

Anunciamos nuestro 6 sexto HIJO en camino !!!

Booz tomó a Rut, y ella fue su mujer; se unió a ella, y Yahveh hizo que concibiera, y dio a luz un niño. Ruth, 4. 13

En oracion el 9 de julio en el Santuario del Beato Brochero frente al Sagrario en oración nos mostró el Señor esta palabra Ruth, 4. 13, y el 20 de agosto dia de San Lorenzo diacono afirmamos la noticia !!! 

ENSEÑANZA DE LOS PAPAS

Decía el Papa Pío XII: Padres e hijos de familias numerosas, sigan dando testimonio sereno y firme de su confianza en la divina providencia y estén seguros que Él no dejará de recompensaros con el testimonio de su auxilio diario y, cuando sea necesario, con aquellos auxilios extraordinarios que muchos de vosotros ya han sido afortunados en experimentar.

Las familias numerosas son los frutos más espléndidos del jardín de la Iglesia; la felicidad florece en ellas y la santidad madura en suelo favorable. Dios quiso que cada grupo familiar, aún el más pequeño, fuera un oasis de paz espiritual. Pero hay una tremenda diferencia: donde el número de hijos no es más que uno, la intimidad serena, que da valor a la vida, tiene un toque de melancolía y de palidez; no dura tanto, puede ser más incierta y, con frecuencia, está nublada por temores secretos y remordimientos...

En las familias numerosas, las pesadas labores, los sacrificios y la renuncia a las diversiones costosas, son recompensadas, incluso aquí abajo, con el inagotable tesoro del afecto y las tiernas esperanzas que residen en sus corazones.

Las esperanzas pronto se vuelven realidad, cuando la hija mayor comienza a ayudar a su madre en el cuidado del bebé y cuando el mayor de los hijos llega a casa con rostro sonriente y con el primer salario, que se ha ganado por sí mismo. Aquel día, será particularmente feliz para los padres, pues hará desaparecer el fantasma de una futura miseria y se sentirán recompensados por sus sacrificios.

Por otra parte, con justa razón se ha señalado también que las familias numerosas han estado al frente como cuna de santos. Podríamos citar, entre otras, a la familia de San Luis, rey de Francia, compuesta de diez hijos; la de santa Catalina de Siena, que descendía de una familia de veinticinco; San Roberto Belarmino de una familia de doce y San Pío X de una familia de diez .

El Papa Juan Pablo II, en el Encuentro mundial de las familias, celebrado en Roma el año 2000, dijo: Los hijos son la primavera de la familia y de la sociedad: ¿Qué significa está metáfora escogida para el jubileo? Ella nos lleva a ese horizonte de vida, colores, luz y canto propio de la estación primaveral. Los niños saben todo eso de forma natural. Ellos son la esperanza que sigue floreciendo, proyecto que siempre vuelve a ponerse en marcha, futuro que se abre sin pausa. Representan la floración del amor conyugal que en ellos se reencuentra y consolida. Al ver la luz, traen un mensaje de vida.

A vosotras madres, os dirijo un angustiado llamamiento: ¡sed siempre fuentes de vida, jamas de muerte! ¡No temáis a la vida! ¡Proclamad el valor de la familia y de la vida! Sin estos valores, no habrá porvenir digno del hombre .

http://es.catholic.net/op/articulos/11955/cat/889/familias-numerosas.html

miércoles, 15 de junio de 2016

Ciudad Eucaristica

¿Qué es la Ciudad Eucarística?

Queridos Hermanos:
En el contexto del Bicentenario del nacimiento de nuestra Patria, la provincia de Tucumán se viste de gozo por ser Sede del XI Congreso Eucarístico Nacional durante el próximo mes de Junio. En el marco de dicho Congreso, se ha creado un espacio que hemos llamado Ciudad Eucarística, cuyo objetivo principal es que quienes peregrinen por la misma, puedan redescubrir a la Eucaristía como centro de la vida cristiana.




Ciudad Eucarística se inspira en el relato bíblico de los Discípulos de Emaús. En su recorrido pretendemos recrear la vivencia de los discípulos, atravesando sus distintas sensaciones: misterio, incertidumbre y sorpresa. Queremos caminar con Jesús, las dos primeras etapas de la ciudad, sin verlo, para finalmente encontrarnos con Cristo Vivo en el Santísimo Sacramento “… Y sucedió que, cuando se puso a la mesa con ellos, tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo iba dando. Entonces se les abrieron los ojos y le reconocieron…” Lucas 24:30-31.




La Ciudad Eucarística presenta, en su recorrido, tres etapas que buscan reflejar el Señorío de Jesucristo en la Historia; a saber: El Ayer, El Hoy y El Siempre.




En el Ayer “miramos el pasado con gratitud”; en el Hoy “miramos el presente con esperanza y compromiso”; en el Siempre “miramos la presencia real de Jesucristo en la Eucaristía”.




Las diversas Congregaciones, Instituciones y Movimientos eclesiales se ubicaran en el segmento del ¨Hoy¨.




La Ciudad Eucarística estará ubicada en el predio del Hipódromo de la Provincia de Tucumán y tendrá las siguientes líneas temáticas en cuanto a su contenido:




Cultura: Relacionada al BicentenarioReligiosidad: Referido principalmente a Jesús presente en la EucaristíaCarisma: Con la presentación de las diferentes expresiones suscitadas por el Espírito Santo en la Iglesia.Vivencia: Mediante la creación de espacios destinados a la Adoración Eucarística y a la administración del Sacramento de la Reconciliación.Formación: Por las diversas exposiciones temáticas en los Anfiteatros.Comunidad: Generada por los espacios de dispersión, música, patios de comida, espacio comercial que contará con librerías, editoriales, santerías, etc.




La Ciudad estará abierta al público a partir del día 16 de Junio y hasta el domingo 19 de Junio del 2016, en el horario de 10 a 22 hs.





El Ingreso de peregrinos a la Ciudad Eucarística es libre y gratuita así como también el ingreso a los auditorios para participar de las ponencias.

domingo, 5 de junio de 2016

CAMINO AL CONGRESO EUCARÍSTICO 2016 EN TUCUMAN


Los Congresos Eucarísticos reflejan todas estas realidades. Junto con las Jornadas mundiales de la juventud, de la familias, etc… continúan siendo un recurso extraordinario para testimoniar que la Eucaristía no es sólo la fuente de la vida de la Iglesia, sino también el lugar de su proyección en el mundo. Esta urgencia del tiempo presente es puesta de manifiesto hoy por el Papa Francisco recurriendo a expresiones tan significativas como “Iglesia en salida” o de las “periferias”.


El proximo 11 de Junio la primer parada camino al Congreso Eucaristico... Villa del Totoral !!!



¿Qué es un Congreso Eucarístico?


Es un regalo de Dios, un momento de gracia, donde celebramos la fe en torno a Jesús Eucaristía.


La Iglesia como Pueblo de Dios celebra a Jesús Eucaristía desde hace veinte siglos, “desde la salida del sol hasta su ocaso”, en sus templos, y de un modo más manifiesto, en las plazas y calles de nuestras ciudades, para gozo de las multitudes creyentes y para sostén de su esperanza en el diario caminar de la vida.


viernes, 17 de julio de 2015

Encuentro Mundial de las Familias lo vivimos en ARGENTINA !!!

Cada 3 años el Santo Padre convoca a las familias católicas del mundo a un encuentro de unidad, en el que miles de familias de los 5 continentes se reúnen para compartir, dialogar, orar y profundizar en aspectos importantes del papel de la familia cristiana, como Iglesia Doméstica y unidad base de la evangelización y de la sociedad.

Cada Encuentro Mundial de las Familias, es organizado por el Pontificio Consejo para la Familia, con la colaboración de la Diócesis elegida como sede.

Estos Encuentros Mundiales de las Familias los instituyó San Juan Pablo II, e iniciaron con motivo del Año Internacional de la Familia en 1994.

Este año es en :



Ya se han precisado los detalles del VIII Encuentro Mundial de las Familias

Monseñor Paglia subrayó el carácter mundial del evento que tendrá como protagonista a la familia, con sus historias, alegrías y penurias. También anunció que el Papa, al final de la Santa Misa, entregará el Evangelio de Lucas a las familias de cinco grandes ciudades del mundo (Hanói, Kinshasa, La Habana, Marsella, Sídney); "Queremos - dijo Mons. Paglia - que el Evangelio de la Misericordia sea anunciado en las grandes ciudades del mundo, especialmente en los barrios más pobres y periféricos. Queremos proporcionar el alimento del Evangelio a las familias del mundo para que construyan lazos de amor entre ellas, en la Iglesia y en la sociedad".

Nosotros desde ARGENTINA también participamos
 misionando en familia por todo  nuestro país !!!

Familia Misionera "Totus tuus".
Conscientes de la urgencia del llamado a la nueva evangelización del que hemos sido receptores desde San Juan Pablo II, pasando por Benedicto XVI y ahora con Francisco, hemos iniciado un itinerario de misión que nos ha impulsado a peregrinar por todo el país, e incluso, nos llevó a atravesar sus fronteras, con motivo de la JMJ en Río de Janeiro, en 2013.

La peregrinación a Santuarios marianos del país, como así también a fiestas patronales y demás eventos religiosos, nos ha enriquecido espiritualmente, reafirmando nuestra vocación misionera, y haciéndonos experimentar la universalidad de nuestra Madre, la Iglesia.

En efecto, teniendo como modelo a la Sagrada Familia de Nazaret, y fortalecidos por la gracia del sacramento del matrimonio, queremos dar testimonio ante el mundo del amor infinito e incondicional de Dios, que no deja de llamar a sus hijos a la santidad.

La plena comunión con nuestros sacerdotes, con los obispos y con el Papa, nos asegura la total sintonía con las verdades del Evangelio.



Queremos, como familia, ser colaboradores fieles e incansables en la obra evangelizadora de la Iglesia, acogiendo con gratitud y ofreciendo con generosidad los dones que ella nos prodiga con materna solicitud.

El Encuentro Mundial de las Familias, que tendrá lugar en septiembre de este año, en Filadelfia, EEUU, mes en que deseamos realizar una peregrinación por nuestro país, en concordancia con este encuentro, a la que acudirá el Sucesor de Pedro; el Año de la Misericordia, que comenzará el 8 de diciembre próximo en Roma y en el mundo; el Congreso Eucarístico Internacional, que tendrá lugar en enero de 2016, en Cebú, Filipinas; el Nacional, que será a mediados de 2016, en Tucumán; la Jornada Mundial de la Juventud prevista para Cracovia, en Polonia, en julio de ese mismo año; son estos los grandes eventos de la Iglesia a los que queremos adherir y hacia los que con el corazón nos encaminamos desde ya.

Queremos conocer y dar a conocer la riqueza de estos acontecimientos de gracia, invitando a todos, en especial a las familias, a participar física o espiritualmente en ellos.

Nuestro compromiso de evangelización tiene como objetivo que cada vez más familias conozcan la verdadera Iglesia de Dios, que es mucho más que lo que presentan los medios o que lo que muestran nuestras propias debilidades y limitaciones.

¡Sean alabados Jesucristo y su Santísima Madre, Reina de las familias!




 

domingo, 17 de mayo de 2015

¿Por qué la familia como «escuela de comunicación»? ¿Qué nos quiere marcar Francisco con estas palabras?

Buenos Aires (AICA): El obispo de Cruz del Eje y presidente de la Comisión Episcopal de Medios, monseñor Santiago Olivera, ofreció una reflexión sobre el Mensaje del papa Francisco para la 49ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que se celebrará el domingo de la Ascensión del Señor (17 de mayo) y que lleva por lema “Comunicar la familia, ambiente privilegiado del encuentro en la gratuidad del amor”.


El obispo de Cruz del Eje, monseñor Santiago Olivera, ofreció una reflexión sobre el Mensaje del papa Francisco para la 49ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que se celebrará el domingo de la Ascensión del Señor (17 de mayo) y que lleva por lema “Comunicar la familia, ambiente privilegiado del encuentro en la gratuidad del amor”.





Monseñor Olivera consideró importante que este mensaje del pontífice, orientado tradicionalmente a los trabajadores de los medios de comunicación, vaya en esta ocasión hacia el tema de la familia, que está siendo el centro de una profunda reflexión eclesial.

El prelado, que preside la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación, consideró necesario educar en el uso de las nuevas tecnologías para fortalecer en cada familia la comunicación y la comunión entre los miembros.

El Mensaje del Papa va dirigido a quienes trabajan en los ámbitos de la comunicación. Sin embargo, en esta ocasión ha optado por hablar a todos desde su pertenencia a una familia. ¿Por qué?
- Me parece muy importante que el Santo Padre haya unido este mensaje al ámbito de la familia porque la familia está en el centro de una profunda reflexión eclesial y es allí el primer lugar donde se aprende a comunicar. Este acento da unidad a la reflexión pastoral que debemos hacernos como Iglesia.

Creo que ubicar a la familia como el mejor ámbito de comunicación, comenzando por el lenguaje del cuerpo, es un gran aporte del Santo Padre. El seno materno es la primera escuela de comunicación, creo que esto lo podrían compartir muy bien las madres que saben del encuentro, porque en su ser hay un “nuevo ser”, y con él se van comunicando por medio de caricias y hasta de oídos atentos a sus movimientos y manifestaciones. La familia es el lugar de aprendizaje de toda comunicación, ya que en ella convivimos con las diferencias de género y de generaciones.

¿Por qué la familia como «escuela de comunicación»? ¿Qué nos quiere marcar Francisco con estas palabras? ¿Acaso ve ausencia de diálogo en las familias actuales?
- No tengo dudas de que el Papa, conocedor de la realidad, ve y percibe que en no pocas familias puede haber ausencia de diálogo. Muchos de nosotros también podemos constatar que en este tiempo de comunicación podemos estar más incomunicados que antes.

En un mismo lugar, tres o cuatro personas, por no tener una buena educación en el uso de las nuevas tecnologías, están cerca pero muy lejos. Al lado unos de otros pero en conversaciones o búsquedas muy distantes. No es raro ver en familias, los hijos y quizá hasta los padres más jóvenes leyendo el mensaje, mandando o recibiendo mensajes de WhatsApp o revisando Facebock.

¿Qué hacer frente a esta situación?
- La familia, es el ámbito donde se aprende la comunicación y el respeto. Donde se vive la diferencia, donde se vive desde la “proximidad”, donde se aprende a ver el pasado y saber de dónde se viene, donde se valora el presente y se sabe parte de una historia que trasciende.

Tenemos que cuidarnos, educarnos y educar en el uso de estos nuevos medios que nos invaden y, más de una vez, nos imponen terribles y dolorosas distancias entre los lazos bien cercanos como pueden ser las familias y amigos.

¿De qué modo cree que se puede trabajar el valor de la familia en los distintos ámbitos eclesiales, profesionales y relacionales?
- Podemos hacer mucho por la familia fortaleciendo la comunicación y la comunión. Lo que el Papa predica y anima para encarnar la cultura del encuentro tiene mucho que ver con comunicación. Todo encuentro es comunicación y sin comunicación no existe encuentro verdadero.

La familia no es el lugar de sola información ya que la mera información no comunica. Por eso el Papa usa el término de la narración, y él mismo lo explica en su mensaje, la información es importante pero no basta, porque a menudo simplifica, contrapone las diferencias y las visiones distintas, invitando a ponerse de una u otra parte, en lugar de favorecer una visión de conjunto. Narrar ayuda a ahondar en las relaciones vinculares, narrar por lo tanto, lo sabemos, es mucho más que producir y consumir información.

A los jóvenes hay que ayudarles a descubrir la familia como vocación. El encuentro entre un joven y una joven que en Dios deciden fundar una nueva familia, deben encontrar en la comunidad eclesial “una madre que acompaña, aconseja y orienta, ayudándolos así al diálogo y el respeto, valorando a la familia como el lugar, el ámbito en el que se aprende a convivir, a crecer y a bendecir”, como nos recuerda el Papa Francisco en su mensaje.+




Fuente http://www.aica.org/16504-mons-olivera-tenemos-que-educar-en-el-uso-de-los.html

lunes, 27 de abril de 2015

Congreso Eucarístico Nacional en la ciudad de San Miguel de Tucumán 2016


Queremos seas participe:

Convocatoria al XI CEN por parte de la CEA
Queridos hermanos y hermanas de nuestra Patria: Queremos invitarlos a celebrar juntos el 11° Congreso Eucarístico Nacional en la ciudad de San Miguel de Tucumán, cuna de nuestra independencia, durante los días 16 al 19 de junio de 2016.



Vamos a celebrar enVamos a celebrar en la Eucaristía al Señor Resucitado, adorar su presencia y agradecer su acompañamiento desde los inicios de nuestra vida como pueblo. Por eso al lema del Congreso: “Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos” lo acompaña la frase: “Jesucristo, pan de vida y comunión para nuestro pueblo”.
Vamos a celebrar en la Eucaristía al Señor Resucitado, adorar su presencia y agradecer su acompañamiento desde los inicios de nuestra vida como pueblo. Por eso al lema del Congreso: “Jesucristo, Señor de la historia, te necesitamos” lo acompaña la frase: “Jesucristo, pan de vida y comunión para nuestro pueblo”.
El Bicentenario de la Independencia nacional nos ofrece un marco histórico desafiante para que, asumiendo el legado de nuestros próceres, nos comprometamos a sembrar la cultura del encuentro que nos ayude a superar heridas y agobios, y a hacer de nuestra Patria una Nación fraterna cuya identidad sea la pasión por la verdad y el compromiso por el bien común.
La comunión con Jesucristo Resucitado, presente en la Eucaristía, nos permite mirar creativamente la historia y descubrir nuestra identidad y nuestra cultura, verdadero desafío para forjar el futuro, renovando nuestra fe, comprometiéndonos con la justicia y sirviendo solidariamente a la fraternidad
Nos disponemos, como familia de Jesús, a celebrar el Año Santo de la Misericordia que ha de impulsarnos a buscar en la Eucaristía la fuente inagotable de su amor, a abrir nuestros corazones a la misericordia y a ser testigos de ella, especialmente frente a los pobres, a los enfermos y a los excluidos. Como enseña el Papa Francisco, “la Iglesia tiene la misión de anunciar la misericordia de Dios, corazón palpitante del Evangelio, que por su medio debe alcanzar la mente y el corazón de toda persona. La Esposa de Cristo hace suyo el comportamiento del Hijo de Dios que sale a encontrar a todos, sin excluir ninguno”. (Bula “Misericordiae Vultus”, 12)
Confiamos el Congreso Eucarístico a la oración de todos ustedes. Que el camino a recorrer nos haga verdaderos discípulos misioneros de Jesús, centinelas de un tiempo nuevo, anunciadores de la civilización del amor.
Con todos ustedes, nos ponemos en marcha en nombre del Señor. Que Nuestra Señora de Luján nos guíe y nos acompañe.

Los Obispos Argentinos 109° Asamblea Plenaria Pilar, 25 de abril de 2015